Geoturismo por los geoparques nacionales con Ceres-Ecotur

En Fitur 2018 tuvo lugar la presentación del geoturismo en España representado por los 11 geoparques nacionales. Desde Ceres-Ecotur no queremos pasarlo por alto y ante la cercanía de Semana Santa para unas escapadas de turismo responsable, sugerimos nuestro recorrido por los geoparques nacionales, con especial hincapié en dos de ellos, a través de dos asociadas estratégicamente ubicadas para que vuestro viaje sea lo más sostenible posible.

El geoparque Cabo de Gata-Níjar desde el Cortijo La Molina

El área es Parque Natural, lo que acredita la riqueza biológica de su paisaje geológico, antesala de la fértil posidonia oceánica. Las llanuras y el litoral de origen volcánico, las aguas cristalinas o la etnografía, son la esencia del geoparque: acantilados que cuentan cómo las distintas erupciones volcánicas dieron forma al lugar, o grandes playas donde rastrear milenios del registro fósil, como la de Mónsul, donde se rodó una célebre escena de Indiana Jones y la última cruzada. El Geoparque de Cabo de Gata-Níjar testimonia el pasado convulso de la Península cuando África comenzó a colisionar con Europa. Georrutas submarinas, nocturnas o tras las minas de oro del lugar son parte de las experiencias que ofrece. Y para disfrutar de todo ello, el Cortijo La Molina, un conjunto de 4 casas tradicionales restauradas y bien equipadas, rodeado de huertos, olivos, y monte bajo. Utilizan energía solar y promueven actividades ecológicas. Puro agroturismo con vistas a un paisaje milenario.

El geoparque de Sobrarbe desde el Chardinet d’a Formiga

Los Pirineos son una terraza al precipicio de la historia. En Sobrarbe puede aprenderse por qué existen fósiles a 3.000 metros de altitud o rastrear el paso de las últimas glaciaciones en un entorno virginal (y vertiginoso) aislado de la civilización. Próximo al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, en la región puede visitarse el castillo medieval de Aínsa o numerosos geositios de interés. A escasos kilómetros puede descansarse en O Chardinet d’a Formiga, una preciosa casa rural sostenible, en la que vivir una completa experiencia de agroturismo. La casa data del siglo XVII y ha sido rehabilitada con materiales tradicionales además de ofrecer huerta ecológica y granja.

Y si no os importa pasar la noche a cierta distancia del geoparque, a una hora media de distancia (a tiro de piedra, nunca mejor dicho) tenéis el Geoparque Las Loras desde La Posada Molino del Canto y el Geoparque de la Costa Vasca desde el Hotel Mundaka.