“Viajar de manera sostenible y responsable no es más caro, pero sí es más comprometido”

agroturismo arkaiaEl Agroturismo Arkaia es un establecimiento con mucho encanto situado en la provincia de Álava (Euskadi), fruto de la rehabilitación minuciosa y laboriosa de un edificio original del siglo XIX, que ha conservado la arquitectura tradicional. Productos gastronómicos locales y ecológicos, una filosofía impregnada de prácticas responsables para fomentar un turismo  lo más sostenible posible, explotación agraria propia, huerto ecológico para autoconsumo, fomento de medios de transporte poco contaminantes, políticas activas para reducir la huella ecológica de sus clientes, todo tipo de medidas para promover la eficiencia energética y una correcta gestión de los recursos naturales… ¿Hace falta seguir? Por todo esto y mucho más, el Agroturismo Arkaia es una de las últimas incorporaciones al proyecto Ceres Ecotur, de turismo rural ecológico en España. Aquí os dejamos una entrevista presentación con Ángeles Arroyo, su propietaria: 

1)      Describe brevemente cuál es la filosofía que promueve tu establecimiento

Agroturismo Arkaia se puso en marcha con la idea de ofrecer un servicio diferenciado, buscando el bienestar y la satisfacción de los clientes, procurando una atención personal y profesional en la gestión del alojamiento, haciéndoles sentir como si estuvieran en su propia casa. Nuestra meta es ofrecer un servicio de calidad de forma responsable y ética, asumiendo la búsqueda de la máxima satisfacción de las necesidades, aspiraciones y demandas de los visitantes, así como de las empresas de servicios y proveedores que trabajan con nosotros, acompañando al desarrollo de los entornos sociales en los que operamos, utilizando de manera sostenible los recursos naturales necesarios para nuestra actividad e incorporando tecnologías punteras para el ahorro energético.

Somos conscientes de que el cumplimiento de nuestros compromisos en materia de responsabilidad social corporativa (sostenibilidad, accesibilidad, inclusión), nos motiva para seguir apostando por una mejora constante de la calidad de nuestros productos y servicios.

2)      ¿Qué tipo de clientes recibís? ¿Notáis que llegan más concienciados con practicar un turismo rural ‘diferente’?

Grupos o familias de diversa procedencia. En general, colaboran y se interesan por la orientación sostenible y responsable de nuestro negocio.

Agroturismo Arkaia

3)      ¿Qué crees que le puede aportar Ceres Ecotur a vuestro establecimiento y qué puede aportar vuestro establecimiento a Ceres Ecotur?

Una mayor credibilidad en materia sostenible y responsable. Por nuestra parte, ponemos encima de la mesa del proyecto una oferta de alojamiento de turismo rural comprometido con el medio ambiente y con la responsabilidad y la sostenibilidad.

4)      Ante la saturación actual del sector, ¿cuál crees que son las posibles salidas del turismo rural en España?

Oferta alternativa más atractiva para el cliente, que valora este compromiso, así como la especialización, la calidad del servicio y del producto ofertado.

5)      ¿Qué consejo darías a los seguidores de Ceres Ecotur para practicar un turismo rural responsable?

Viajar de manera sostenible y responsable no es más caro, pero sí es más comprometido y una forma de reducir nuestra huella ecológica.

agroturismo_arkaia

Turismo rural, un problema semántico

Turismo rural es turismo real. O más que turismo, viajar, volver a viajar. Las trampas del lenguaje condicionan nuestra forma de pensar y por tanto, nuestros juicios. La palabra turismo la carga el diablo y ya poco tiene que ver con la que en tiempos debió significar recorrer mundo. La expresión “hacer turismo” se usa hoy como sinónimo de entretenimiento contemplativo, de matiz despectivo. Cuando decimos de alguien “parece un turista”, además de pinta hortera le atribuimos un interés por las cosas tan frívolo como efímero, fotográfico; cuando decimos de un sitio que “es muy turístico”, es que destila masificación, artificiosidad o negocio.

Turismo Rural Ceres Ecotur Galicia

“Turismo” es un ejemplo de concepto corrompido por el lucro de quienes lo pervierten. Y es que el mundo se concibe ya únicamente como un vulgar mercado por el que la gente se mueve con la impaciencia o desidia de un ascensor que la lleva de un lugar a otro, escaparates tras los que se exhibe, empaquetada y de oferta, la vida: la naturaleza, la historia, las poblaciones autóctonas, los paisajes, los animales, todo dispuesto y pintoresco para sacar cuatro fotos y volver al hogar, al mismo estilo de vida, sin que lo visto interfiera lo más mínimo en su rutina, o prácticamente lo mismo que una película o un programa: anécdotas que contar.

Pero el mundo es muchísimo más, y sorprende la facilidad con que se olvida, inmersos en el paradigma mediático y convencidos de tanto repetirlo de que hoy el mundo es más pequeño. Un simple experimento revela el engaño: si uno echara a andar vería el mismo planeta de hace 10 mil años. Igual de grande e inexpugnable. La diferencia entre una escala y otra da la medida del error, de la deriva y el delirio que constituye nuestra idea de “mundo”, secuela del antropocentrismo. Las modas y aparatos han ahondado el sueño de la razón al tiempo que eclipsado la evidencia. En resumen: que aunque la mona se vista de seda, mona se queda.

Nada hay más fácil que respirar. Por eso lo olvidamos. Aun siendo la función más vital y desesperada, y definiéndonos mucho más que cualquier otro acto cotidiano, es la menos consciente. Uno prioriza y se identifica más con las cosas que llenan su agenda, desde que se levanta hasta que se acuesta, sin recordar ni una sola vez que lo único indispensable es respirar, y que el artículo más lujoso y sagrado que hay es el oxígeno que tiene ante sí. ¿Cómo puede vivir tan lejos de la realidad?

Turismo Rural Ceres Ecotur Galicia

El turismo rural es turismo real no porque “real” tenga sentido de “auténtico”, sino de contexto: acerca a la realidad, a estas verdades. Ajenos a ellas, y debido a los usos culturales y semánticos, “turismo” no acaba de casar con “rural”. “Turismo” aúna en el imaginario urbanita paseo, confort o hedonismo, y “rural”, aperos de labranza, aislamiento, incomodidad, antigüedad, o sea, falta del sex appeal urbano. Cierto que el “éxodo rural” es aún un trauma reciente. El cambio generacional no ha logrado lavar el tópico de la realidad de hace 40 años. Pero los tiempos han cambiado, y si “la ciudad” lo hace, ¿por qué no “el campo”?

Denotamos con el mismo concepto (“campo”) la realidad de hace un siglo y la de hoy, cuando ya poco tienen que ver. Del mismo modo denotamos con la misma palabra (“viajar”), una experiencia como las Ítacas de Kavafis  y un fugaz transporte en avión o en tren bala. En el primero se ponderaban la experiencia, el entorno y la persona; en el segundo, la experiencia es un monótono trámite de transporte, el entorno es un bonito y desfasado decorado, y la persona juega el rol pasivo de una carga, de una mercancía.

El turismo parece evolucionar a una forma de desplazamiento en la que no sólo la travesía es lo de menos, sino en la que el destino debe adaptarse a las condiciones culturales del turista, a su forma y nivel de vida. Desde que sale hasta que llega, y durante el tiempo que se hospeda, dispone de los lujos con los que suele contar o a los que aspira. De modo que si algunos destinos son paradisíacos pero incómodos al forastero, los coloniza con hoteles y centros comerciales para hacérselos más habitables. Lo de menos es cómo sea el destino, sólo si se transforma le será útil.

El turismo rural es real porque no transforma ni disfraza el entorno, exige por el contrario que sea el turista el que se adapte, readapte, a las condiciones naturales. Precaución aparte merece el abuso de la denominación “turismo rural” con el fin de encubrir sucedáneos tan artificiales como los que pretende combatir.

Afortunadamente, la naturaleza es independiente a cualquier juicio humano, y esto la hace más moderna que todas nuestras categorías. Turismo rural es real porque desde una perspectiva slow invita al reencuentro con la verdad de la que todos -conscientes o no- dependemos. Un mismo bosque es nuevo cada vez, su flora y su fauna distintos, y no hace falta mucho para apreciar que nunca nos bañamos dos veces en el mismo río. Cada vida es un mundo, caminos que la biodiversidad va abriendo y multiplica, ensanchando el espacio y las posibilidades del planeta. Un gran desierto está vacío, no es nada, pero un pequeño bosque está lleno, lo es todo. Es infinito.

El turismo rural reabre una puerta a los ritmos naturales, a la salud, los deportes de aventura, la montaña, la gastronomía y etnografía, al reencuentro con el territorio local. Más moderno es encarar la raíz de la vida que asumir ciegamente el edificio cultural que la sepulta, su impostura. Si una “casa de aldea” connota aún miseria, es culpa de la cultura, no de la natura, del pasado, no del presente. Que la arquitectura proponga nuevas viviendas sin perturbar el medio, reinterpretándolo.

Valiosos ecosistemas están desapareciendo por culpa de un paradigma de progreso cuestionable, basado en valores caducos. Si “el campo” se ha vaciado en los últimos años como se borra un encerado, es hora de volver a llenarlo, de dotarlo de nuevos sentidos, usos y significados. Atendiendo a esto, turismo rural es turismo real, o más que turismo, viajar. Volver a viajar.

“Un agroturismo real ayuda a crear un medio rural más justo y sostenible”

Naera Haundi Ceres EcoturNaera Haundi es un agroturismo muy particular situado en Abaltzisketa, Gipuzkoa. Se trata de una de las últimas incorporaciones a Ceres Ecotur, la red de turismo rural ecológico en España promovida por la Fundación Ecoagroturismo. Lo particular de Naera es algo que puede sonar redundante, pero que no lo es tanto: una propuesta turística como fórmula de complementariedad y diversificación de la actividad agrícola, desgraciadamente, no es la norma. En Naera fomentan una filosofía de agroturismo para mantener viva la esencia rural de la naturaleza que aún no se ha perdido, todo a través de un turismo consciente y sentido, ligado al entorno que le concede su razón de existir. Esta es la entrevista que le hemos hecho a  Jesús Mari González, uno de sus propietarios:

1) Describe brevemente cuál es la filosofía que promueve tu establecimiento

Para nosotros, desde el principio, ha tenido prioridad la explotación agrícola y, por esta razón, hemos luchado por la complementariedad del agroturismo, es decir, que tenia que ser complementario de una explotación agrícola, ganadera o forestal y ecológica. Nos parece que, dada la escasa o nula rentabilidad del trabajo en el campo, el turismo puede haber ayudado a crear un medio rural vivo, donde se produce y trabaja en explotaciones ecológicas con un pequeño agroturismo. Además ayuda a crear un medio rural más justo y sostenible: producir en el lugar y para el lugar ayuda con la soberanía alimentaria.

2) ¿Qué tipo de clientes recibís? ¿Notáis que llegan más concienciados con practicar un turismo rural ‘diferente’?

Mientras hemos estado con Nekatur y sobre todo en temporada alta, hemos recibido clientes porque no había plazas cerca de la costa y por el precio. Desde que estamos con Ceres Ecotur, viene menos gente pero buscando lo que nosotros ofrecemos. Esto es importante para nosotros, ya que solamente hemos notado a la gente extranjera más concienciada.

3) ¿Qué le aporta Ceres Ecotur a vuestro establecimiento y qué aporta vuestro establecimiento a Ceres Ecotur?

Ceres Ecotur nos aporta tener un sello de turismo sostenible y estar presente en lugares donde se mueve la gente interesada en este tipo de turismo. En cuanto a lo que nosotros podemos aportar, pienso que puede ser importante para Ceres Ecotur ir sumando iniciativas de ecoturismo cuya actividad principal es el agro. No somos muchos.

4) Ante la saturación actual del sector, ¿cuál crees que son las posibles salidas del turismo rural en España?

Diferenciación y turismo extranjero.

Hay que tener en cuenta que, en cuanto a diferenciación, todo el mundo busca lo mismo, sobre todo los que no estamos en zonas que ya de por si atraen; por ejemplo, la costa etc. La mayoría busca tener algo que le permita poder incluir en su publicidad palabras como: sostenible, ecológica, rural, verde, energías renovables, ecoturismo, etc. En cuanto al turismo extranjero, hay que intentar aparecer lo más posible dentro de este tipo de turismo, en publicaciones, webs, etc. fuera de España.

5)  ¿Qué consejo darías a los seguidores de Ceres Ecotur para practicar un turismo rural responsable?

Entiendo que los seguidores de Ceres-Ecotur están sensibilizados en este aspecto y se plantean, mayormente, actividades relacionadas con el mundo rural en donde se encuentran. Por eso, es importante estudiar atentamente las posibilidades que se ofrecen en el sitio donde se van a alojar. También es importante hacer un buen uso de los recursos energéticos, agua etc. No dejar basuras e intentar comprar alimentos producidos en la zona. La otra cara de la misma moneda es la actitud de los propietarios del establecimiento escogido, en relación a los recursos naturales. Planteamientos sobre agricultura, energía, basuras, recursos naturales, animales, etc. En definitiva, que el dinero que se gastan sirva para ayudar a desarrollar un medio rural más sostenible. Eso es lo que yo entiendo por turismo rural responsable.

[mappress mapid=”4″]

Turismo rural en Andalucía con garantía de compromiso medioambiental, socioeconómico y cultural

hacienda_el_santiscal_ceres_ecotur

La Hacienda El Santiscal, alojamiento que pertenece a la red Ceres Ecotur en Andalucía, ha recibido la semana pasada la placa que la acredita como miembro de la marca “Parque Natural de Andalucía”. El acto de entrega, que tuvo lugar en el Centro de Visitantes “El Aljibe” del Parque Natural de los Alcornocales, al que pertenece, supuso la culminación del proceso de adhesión en el que ha estado implicado el alojamiento en los últimos meses.

La marca Parque Natural de Andalucía es un distintivo de calidad que otorga la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía a aquellos productos artesanales y naturales, así como servicios turísticos (alojamiento, restauración y turismo activo), que se elaboran o prestan en el interior de los Parques Naturales Andaluces y sus áreas de influencia socioeconómica.

Parque_Natural_Andalucia

En este sentido, cabe destacar que en Andalucía se encuentra la mayor concentración de Parques Naturales de España. Por ello, la marca Parques Naturales de Andalucía surgió con el objetivo de poner en valor y proteger los innumerables e incomparables recursos naturales, patrimonio histórico y costumbres centenarias ligados a estos privilegiados lugares. Con esta distinción, la Hacienda El Santiscal asegura que todas la actividades se oferta en el Parque Natural de los Arcornocales y, potencialmente en el resto de Parques Naturales andaluces, son llevadas a cabo por especialistas medioambientales certificados con el sello “Marca Parque Natural”, garantía de un actitud responsable y sostenible 100% con el medio ambiente.

Una noticia que, sin duda, es apoyada y promocionada desde la Fundación Ecoagroturismo y su proyecto Ceres Ecotur, al que también pertenece la Hacienda El Santiscal. Una garantía compartida para la defensa y promoción de un turismo rural diferente en España, sostenible no sólo desde el punto de vista medioambiental, sino también desde la perspectiva socioeconómica y cultural o etnográfica.

La sostenibilidad como factor decisivo de compra para el turismo rural en España

Molino del Canto (Burgos) Ceres Ecotur

INTUR. Valladolid / “El aumento exponencial de las casas rurales en España ha propiciado una homogeneización de la oferta, que ha restado competitividad y valor añadido al turismo rural en España”, ha señalado Severino García, presidente de la Fundación Ecoagroturismo, en el marco de la feria Intur de turismo de interior, que se celebra estos días en Valladolid. La naturaleza y el alojamiento siguen siendo dos de los factores que más se relacionan con el turismo rural, algo que “hace que se tienda a pensar que toda práctica de turismo rural conlleva turismo sostenible por el hecho de desarrollarse en un entorno natural, aunque no tiene porque ser así”, señala García.

En cualquier caso, se aprecian cambios en el comportamiento de la demanda, que suponen importantes indicadores a tener en cuenta. Según datos extraídos de encuestas realizadas en los últimos meses por la Fundación Ecoagroturismo a público final, junto a la ubicación, el entorno, el paisaje o el precio, “la sostenibilidad de la propuesta como factor de decisión de compra se está colando como una cuestión a tener muy en cuenta a la hora de consumir turismo rural en España”. En este sentido, “la sostenibilidad ambiental sigue siendo más fácilmente reconocible y valorada por el viajero”, con factores como el tratamiento y la gestión de los residuos, el cuidado de la flora o fauna del entorno o el uso de las energías renovables, indica García. Además, otro tipo de factores más relacionados con una sostenibilidad cultural o socio-económica “va ganando peso entre un tipo de público cada vez más concienciado cuando viaja”.

Para García, “el turismo rural no ha cumplido con el rol para el que fue concedido hace más de veinte años largos”. En términos generales, “no ha cumplido una función de mejora socioeconómica de zonas de interior, ni ha propiciado propuestas de diversificación económica o de regeneración de tejido productivo o social del medio rural”, añade. Por eso, en un momento en el que se apuesta por una regeneración de los productos turísticos para hablar de una mejora en la competitividad del turismo rural en España, “queremos romper una lanza a favor de propuestas que llevan trabajando muchos años por ofrecer un producto diferente y ligado a las particularidades de cada territorio”, zanja García.

Severino García hace referencia particularmente a los alojamientos adscritos a la red Ceres Ecotur, un proyecto para unificar una red de turismo rural ecológico en España bajo parámetros y criterios de sostenibilidad, impulsado por la Fundación Ecoagroturismo. Una iniciativa que “segmenta un tipo de producto que se entremezcla con la inmensidad de propuestas que hay en el sector, pero que está ahí y atrae un tipo de público muy concreto, que incluso parece estar dispuesto a desembolsar más dinero si eso le asegura un producto diferenciado en términos de sostenibilidad real”. En un contexto generalizado de recesión, en los que los datos de ocupación dentro del sector parecen no repuntar, “los hechos nos avalan”, señala Severino García.

datos_ocupación_CeresEcotur

Según los datos extraídos de encuestas de ocupación realizadas este pasado verano, los alojamientos que están bajo el paraguas de Ceres Ecotur han tenido cifras superiores a la media, llegando a superar el 60% de ocupación en agosto frente al 33% del turismo rural genérico en España. Lo más llamativo es que los alojamientos reciben más de un 30% de público internacional, muy superior al 12% de media en general, lo que demuestra que “más allá de grandes acciones promocionales y de posicionamiento exterior, hay un tipo de público europeo que ya busca a la captura de propuestas segmentadas en esta línea”, indica.

Se trata, al fin y al cabo, de “un replanteamiento del tipo de producto que queremos ofrecer dentro del turismo rural en España, más que pensar en vender algo fuera que igual no tiene por sí mismo el interés deseado”. Se habla de profesionalizar el sector, de mejorar la promoción o la comercialización, de crear una normativa única, de suprimir puentes para adaptar las estancias más cortas, “se prioriza todo menos mejorar el producto”, indica García. “Si hay propuestas dentro de Ceres Ecotur que se mueven con un 50 ó un 60% de fidelización y repetición de visita, es que algo deben estar haciendo bien”, concluye.

Turismo rural: “arquitectura tradicional, valor etnográfico, modo de vida local y naturaleza generosa”

Tenada del Monte Segovia

David Martín y Marimar Pinillos representan un caso muy especial para el proyecto Ceres Ecotur, ya que aglutinan un dos en uno: son los propietarios de la casa rural El Mirador de la Cigüeña y de la empresa Tenada del Monte, que promueve rutas de ecoturismo y educación ambiental. Ambas certificadas dentro de la red Ceres Ecotur de turismo rural ecológico en España. Hemos hablado con ellos para conocer su visión de la situación actual del turismo rural en España: 

1)      Describid brevemente cuál es la filosofía que promueve vuestro establecimiento

Después de terminar nuestros estudios de Biología, con unas expectativas muy negras en un mercado laboral lleno de contratos temporales, decidimos emprender la aventura de abrir un establecimiento de turismo rural en el pueblo de mi abuelo. Hemos intentado transmitir nuestro modo de vida a nuestros clientes, el respeto hacia nuestro entorno, no sólo natural sino también cultural.

2)      ¿Qué tipo de clientes recibís? ¿Notáis que llegan más concienciados con practicar un turismo rural ‘diferente’?

Recibimos todo tipo de clientes, los que vienen solamente a descansar (generalmente de Madrid), los que quieren conocer la comarca y no paran (generalmente del norte de la península, Cataluña y Levante) y los que vienen a celebrar algún acontecimiento (bodas, cumpleaños…). A éstos últimos no suele interesarle el turismo rural, sólo un lugar donde alojarse sin más. El concepto “turismo rural” ha perdido su esencia y se ha convertido en turismo, quizás por la masificación, quizás por la no profesionalización del sector. El hecho de que se abran casas rurales “por capricho”, sin un conocimiento claro de lo que esto significa y a veces dirigidas desde una gran ciudad, ha difuminado la idea inicial del turismo rural, de unos valores de respeto al entorno, de conocimiento del modo de vida local y, por supuesto, de trato cercano y directo de los propietarios.

3)      ¿Qué le aporta Ceres Ecotur a vuestro establecimiento?

CERES ECOTUR nos permite transmitir a nuestros clientes nuestra idea del turismo rural, un alojamiento que respete la arquitectura tradicional de la zona, en una pequeña población o aldea que conserve su esencia rural intacta, donde puedas conocer el modo de vida de sus gentes o de sus ancestros, en pleno contacto con una naturaleza generosa y que, con todo ello, puedas aprender más sobre la comarca donde te encuentras. Esto es lo que buscamos cuando salimos de viaje y es lo que queremos que busquen nuestros clientes. En esta plataforma se transmiten estos valores. Nos costó trabajo encontrar un proyecto donde pudiéramos transmitir nuestros valores, pero ahora creo que podemos decir que lo hemos encontrado.

4)      Ante la saturación actual del sector, ¿cuál creéis que son las posibles salidas del turismo rural en España?

Quizá sea por la mala temporada en la que estamos inmersos, pero no veo una salida a corto plazo para el verdadero espíritu del turismo rural. La situación en el mercado a consecuencia del pelotazo urbanístico, que utilizan pisos y chalets vacíos para promocionar un turismo rural que no es tal, junto con la bajada de precios, hace que los clientes busquen en una amalgama de propuestas en las que no pueden distinguir  más que el mínimo precio, convirtiendo el turismo rural en un turismo masivo que no transmite el espíritu con el que nació. El otro día, en el blog de ECOTUMISMO, leía la noticia de que Barcelona había sido presentada como el primer destino certificado en turismo responsable. Se me cayó el alma a los pies y después siguió la indignación: ¿Barcelona turismo responsable? Entonces, ¿dónde quedan los pequeños alojamientos en nuestros pequeños pueblos promoviendo otro modelo muy lejano al de la gran ciudad? Es la batalla de siempre: David contra Goliath. Misión imposible.

5)      ¿Qué consejo daríais a los seguidores de Ceres Ecotur para practicar un turismo rural responsable?

La respuesta es que busquen un turismo rural que conserve su filosofía intacta, que no destruya el entorno donde nació, que respete lo creado por generaciones pasadas y que sea generador de conocimiento y transmisor de los valores del medio rural. Algo en principio fácil (dada la gran oferta turística), pero a veces complicado de encontrar.

“Gracias a Ceres Ecotur hemos descubierto y puesto en valor conceptos que nos posibilitan desmarcarnos de la oferta de agroturismo convencional”

Agroturismo Son Lladó Mallorca Ceres Ecotur

El agroturismo Son Lladó en Mallorca encarna todos los valores implícitos al proyecto Ceres Ecotur. Un agroturismo real en donde la actividad turística surge como una diversificación de rentas agrarias, bajo parámetros de sostenibilidad ambiental, social, cultural y económica. Una forma de poner en valor y dinamizar el patrimonio rural, etnográfico y natural del municipio de Campos, en donde se ubica. Mallorca, uno de los principales destinos turísticos españoles, tiene una esencia rural que encarna a la perfección Son Lladó. Esta es la entrevista que le hemos a Pep Ollers, su propietario y miembro asociado de la red Ceres Ecotur:

1)      Describe brevemente cuál es la filosofía que promueve tu establecimiento

Autenticidad y compromiso con los valores por los que, en su día, nos concedieron la licencia de apertura. No concebimos un agroturismo donde el “agro” brille por su ausencia, ni unas instalaciones sin la prestancia requerida para el desarrollo de la actividad, ni, por supuesto, unas prestaciones o servicios que no estén acordes con las pretensiones de nuestros clientes.

2)      ¿Qué tipo de clientes recibís? ¿Notáis que llegan más concienciados con practicar un turismo rural ‘diferente’?

Nuestra ubicación en la isla de Mallorca, destino turístico por excelencia, condiciona bastante a la hora de calificar el tipo de cliente que nos visita. Tenemos desde el que solo nos ve con la óptica de un alojamiento más, con ciertos elementos diferenciadores del típico hotel, pero que prioriza conceptos como la ubicación y detalles del alojamiento, al que nos busca por nuestra filosofía de trabajo y los valores que transmitimos y que desea experimentar una vivencia distinta. En definitiva, unas vacaciones con valores añadidos. Es el que mejor encaja en nuestros esquemas y mayoritariamente lo representan familias centroeuropeas, con un nivel de estudios medio-alto. Y sí, aunque inicialmente nos buscan  por la tranquilidad y trato personal que se nos presupone, en el trasfondo se les notan unas inquietudes que acaban por desembocar en una comunicación amigable y ávida por empaparse de nuestra realidad.

3)      ¿Qué le aporta Ceres Ecotur a vuestro establecimiento y qué aporta vuestro establecimiento a Ceres Ecotur?

Gracias a Ceres Ecotur hemos descubierto y puesto en valor conceptos que nos posibilitan desmarcarnos de la oferta agroturística convencional, mayoritaria en la isla de Mallorca, donde se trabaja al estilo “hotel rural”. Nos estamos beneficiando de la ayuda que representa el conocimiento de experiencias afines en otros puntos de la geografía española y el contacto con otros propietarios para, en definitiva, afrontar nuevos proyectos diferenciadores en la puesta en valor de nuestro patrimonio cultural y etnográfico. También la difusión de actividades complementarias que mejoran y enriquecen la oferta de nuestro establecimiento.

Con doce años de bagaje, aportamos nuestra experiencia y resultados, demostrativos de que un alojamiento que trabaja con los valores que defiende Ceres Ecotur, es decir, que se esfuerza por respetar el entorno, en mejorar su sostenibilidad, en crear espacios y actividades para el disfrute de sus clientes, impregnadas de autenticidad, resulta enormemente enriquecedor tanto para quienes vivimos de ello como para los que nos visitan, además de ser también económicamente viable.

Agroturismo Son Lladó Mallorca Ceres Ecotur

4)      Ante la saturación actual del sector, ¿cuál crees que son las posibles salidas del turismo rural en España?

La situación del turismo rural en las Islas Baleares es diferente a la que se vive enla Península. Ennuestro caso el problema es la estacionalidad, solo se trabaja en los meses estivales, con buenos porcentajes de ocupación, pero que al tratarse de pocas plazas la temporada invernal se hace muy larga. Referente al resto de España, cuando escucho porcentajes de ocupación del 19% anual, totalmente inviables para establecimientos abiertos todo el año que hayan tenido que realizar reformas para adaptarse a las normativas, solo se me ocurre como salida la diversificación. Si estamos hablando de agroturismos, volver a generar rentas agrarias, aprovechando los nuevos conocimientos en materia agrícola-ganadera; silvopastoreo, bosques comestibles, de biomasa, agricultura ecológica, talleres-escuela, etc., bajo el paraguas de los conceptos de la permacultura. Como ya se ha comentado en otros foros, reinventarse para volver a los inicios.

5)      ¿Qué consejo darías a los seguidores de Ceres Ecotur para practicar un turismo rural responsable?

Creo que hay tres puntos básicos a considerar a la hora de planificar una experiencia rural, cada uno de los cuales por si misma puede resultar suficiente e interesante, pero si se juntan los tres el éxito está garantizado; ubicación y entorno, calidad (que no lujo) y prestancia de las instalaciones e implicación por parte de los titulares del establecimiento. Cuando se comulga con los ideales de un proyecto como Ceres Ecotur, se tiende a buscar instintivamente esto. Nuestra experiencia rural resultará entonces responsable, porque estaremos apoyando establecimientos comprometidos con el medio ambiente, la economía local y la conservación del patrimonio cultural y etnográfico. Y especialmente, porque nuestra experiencia rural la viviremos con personas comprometidas con su trabajo.

[mappress mapid=”3″]

Agroturisme Son Lladó – Ceres Ecotur

“El turismo rural, desde finales de los años ochenta del pasado siglo XX, ha sido la cabeza de puente de la nueva ruralidad”

Jaime Izquierdo - La casa de mi padre

Este sábado tendrá lugar en BioCultura la presentación de un libro, La casa de mi padre, todo un ensayo novelado que promete convertirse en una guía de gestión metodológica para los territorios campesinos en la actualidad. Una puerta a la esperanza de lo que ahora parece inevitable: la despoblación y el abandono de los pueblos. El acto será el sábado 10 a la 13h en la Sala S-15 de IFEMA, pero antes no hemos querido dejar pasar la oportunidad de hacerle esta interesante entrevista a Jaime Izquierdo, su autor.

Pregunta: ¿Nos puedes describir brevemente en qué consiste ‘La casa de mi padre’ y cuáles fueron tus motivaciones al escribirlo?

Es un libro tres en uno: primero, una trama novelada narrada en primera persona por Gerard Enterría —un ingeniero de sistemas francés hijo de un matrimonio de pastores de los Picos de Europa que emigró a Burdeos en los años 60— que tras la muerte de su padre regresa a la aldea original de la familia para responder a dos preguntas que le dejó en el documento de últimas voluntades, ¿por qué nos extinguimos los campesinos? Y ¿Los campesinos hemos muerto para siempre en Europa o vamos a volver? Para dar respuesta a las preguntas, Gerard se instala a vivir en la aldea y con la ayuda de su tío va ir descubriendo la organización histórica de las comunidades campesinas comunales. Esa es la segunda parte del libro: una introducción a la antropología del territorio campesino. Y la tercera, un manual y un itinerario para insertar a los territorios de naturaleza y cultura campesina —por cierto, mal llamados “espacios naturales”— en la sociedad contemporánea. El libro tiene su origen en un ensayo breve que escribí hace más de diez años sobre cómo podrían ser las aldeas del siglo xxi, un tema que me interesa mucho.

Pregunta: ¿Hasta que punto la supervivencia de los territorios campesinos pasa por fijar población y tejido productivo?

Hasta el punto de que, como cualquier organismo vivo, los territorios campesinos  necesitan alimentarse y reproducirse para sobrevivir. Las aldeas, es decir los núcleos protourbanos de los territorios campesinos, tenían tres estamentos indivisibles e imprescindibles: la casa, o mejor dicho el conjunto de casas, que hacían las veces de sistema local de empresas; las instituciones campesinas, de las que emanaba el sistema democrático de organización a través de las ordenanzas y la junta vecinal, con sus cargos (regidor, guarda, celador, etc.) y el ordenamiento de las tareas comunes (sestaferia, andecha, vecería…) y, por último, el mercado, el espacio en donde la producción de la aldea se convierte en renta. Si no hay gente, ni reproducimos una organización campesina contemporánea pero basada en esos estamentos, no habrá solución.

Pregunta: ¿Crees que la situación actual de desempleo puede revertir la situación y hacer que muchos jóvenes rehagan el camino que emprendieron sus padres y abuelos de vuelta al campo en busca de oportunidades?

La historia no avanza hacia atrás, pero si puede, y debe, hacerlo yendo hacia delante, recuperando además lo esencial del pasado. Eso quiere decir que los jóvenes, muchos de los cuales tienen importantes conocimientos de nuevas tecnologías deben recuperar también las tecnologías, los principios agroecológicos, la visión sistémica y las formas de organización de los abuelos campesinos. Si los jóvenes regresan a la aldea solamente con la visión urbana y tecnológica de última generación fracasarán.

Pregunta: ¿Cuál crees que debería ser el papel del turismo rural en el mantenimiento y conservación de la cultura campesina y el patrimonio etnográfico de nuestros pueblos?

El turismo rural, desde finales de los años ochenta del pasado siglo xx, ha sido la cabeza de puente de la nueva ruralidad. Ha sido el principal detonante para mover conceptos nuevos: etnografía, cultura campesina, agroecología, etc. Por tanto, del entorno de los jóvenes empresarios turismo rural, y de los jóvenes ganaderos y agricultores, surgirán los mejores emprendedores para llevar a cabo las nuevas tareas: recuperar y poner en producción los sistemas agroalimentarios locales y organizar localmente la custodia del territorio, lo que implica hacerse cargo del manejo de la biodiversidad y de la gestión de los recursos renovables del territorio (caza, pastoreo, gestión forestal integrada, conservación de especies silvestres, control de depredadores, etc….

Pregunta: Una recomendación y sugerencia para que la gente se anime a acudir a tu presentación…

Seguro que pasaremos un rato divertido y, además, compartiremos la preocupación de Gerard, que es la misma que tenemos todos los que o bien tenemos la casa familiar en el pueblo o bien estamos comprometidos con que no desaparezcan de la memoria las aldeas y los pueblos de los que salieron emigrados nuestros padres para buscarnos un futuro mejor.

PRESENTACIÓN DEL LIBRO LA CASA DE MI PADRE #ruralecotur

“La Casa de mi padre” es un ensayo novelado que realiza una propuesta de gestión metodológica para los territorios campesinos, abriendo una puerta a la esperanza de lo que ahora parece inevitable: la despoblación y el abandono de los pueblos.

  • BioCultura Madrid. Sábado, 10 nov. 13 h. Sala S-15
  • Jaime Izquierdo. Autor

Turismo rural ecológico con premio en BioCultura Madrid 2012

bono regalo Ecotur

Llega BioCultura desde este jueves 8 al domingo 11 de noviembre. Hemos programado una intensa programación de actividades para potenciar y promocionar el turismo rural ecológico en la feria, con talleres y presentaciones tanto en el stand de ECOTUR (nº 558) como en las salas habilitadas en IFEMA. ATENCIÓN: Entre todas las personas que se pasen por el stand de Ecotur o por las presentaciones programadas, sortearemos el domingo a las 19h un bono regalo ECOTUR de experiencias de ecoturismo y turismo rural ecológico en España y FranciaMás información. Te esperamos en BioCultura… ¡el turismo rural ecológico tiene premio!

AGENDA FUNDACIÓN ECOAGROTURISMO BIOCULTURA

MADRID, 8-11 DE NOVIEMBRE

JUEVES 8:

  • 11.00: Stand Ecotur nº 558. Presentación de la Asociación de Agroturismo Accueil Paysan en España
  • 12.00: Stand Ecotur nº 558. Microtaller de Lana: Asociación La Hila, “hilado con huso y rueca”
  • 13.00: Stand Ecotur nº 558. Microtaller de Lana: Ca l’Asturcón, “fieltro de oveya xalda”
  • 14.00: Stand Ecotur nº 558. Presentación de la Certificación ecológica Ceres Ecotur
  • 16.00: Stand Ecotur nº 558. Microtaller de Lana: Ca l’Asturcón, “fieltro de oveya xalda”
  • 17.00: Stand Ecotur nº 558. Microtaller de Lana: Asociación La Hila, “hilado con huso y rueca”
  • 18.00: Sala S-16/17. Presentación proyecto europeo European Nature System (ENS) #ruralecotur. Javier Tejera (Fundación Ecoagroturismo) y Sara Gutiérrez (Koan Consulting)
  • 19.00: Sala S-16/17. Presentación Tendencias del turismo rural ecológico en España y oportunidades futuras. Javier Tejera (Fundación Ecoagroturismo)
  • 19.00: Stand Ecotur nº 558. Microtaller de Lana: Ca l’Asturcón, “fieltro de oveya xalda”

 VIERNES 9:

  • 11.00: Stand Ecotur nº 558. Microtaller de Lana: Asociación La Hila, “hilado con huso y rueca”
  • 12.00: Stand Ecotur nº 558. Microtaller de Lana: Ca l’Asturcón, “fieltro de oveya xalda”
  • 13.00: Sala S-11. Oportunidades para el agroturismo en España #ruralecotur. Jean Marie Perrier (presidente de Accueil Paysan Francia) y Severino García (responsable de Vacaciones en la Granja y presidente de la Fundación Ecoagroturismo) 
  • 14.00: Stand Ecotur nº 558. Presentación de la Asociación de Agroturismo Accueil Paysan en España
  • 16.00: Stand Ecotur nº 558. Microtaller de Musicoterapia: C.R. La Mallada, “el canto del alma” en la cama de sonido
  • 17.00: Sala S-11. Taller “Redes sociales y turismo rural sostenible” #ruralecotur. Lola López. Profesional especializada en marketing 2.0 y redes sociales aplicados a la gestión del turismo cultural y/o rural. Inscripción previa: info@ecoagroturismo.es
  • 18.00: Stand Ecotur nº 558. Microtaller de Mantras: C.R. La Mallada, “canción medicina y de autor”
  • 19.00: Stand Ecotur nº 558. Microtaller de Lana: Asociación La Hila, “hilado con huso y rueca”

SÁBADO 10:

  • 11.00: Stand Ecotur nº 558. Microtaller de Lana: Asociación La Hila, “hilado con huso y rueca”
  • 12.00: Stand Ecotur nº 558. Microtaller de Musicoterapia: C.R. La Mallada, “el canto del alma” en la cama de sonido
  • 13.00: Sala S-15. Presentación del libro La casa de mi padre #ruralecotur. Jaime Izquierdo. Autor
  • 14.00: Stand Ecotur nº 558. Microtaller de Aromaterapia: Alquería de Valverde, “Aromaterapia y Cosmética natural
  • 16.00: Sala S-12. Taller de etnobotánica y usos tradicionales de flores #ruralecotur. David Martín y Mar Pinillos. Propietarios de la casa rural El Mirador dela Cigüeña y de la empresa Servicios Ambientales Tenada del Monte
  • 17.00: Sala S-12. Viajando por los pueblos negros: un territorio singular #ruralecotur. Joaquín Castelo.  Naturalista especializado en la Sierrade Ayllón y representante dela Asociación Viajando por los Pueblos Negros
  • 18.00: Stand Ecotur nº 558. Microtaller de Lana: Asociación La Hila, “hilado con huso y rueca”
  • 19.00: Stand Ecotur nº 558. Microtaller de Musicoterapia: C.R. La Mallada, “el canto del alma” en la cama de sonido

DOMINGO 11:

  • 11.00: Stand Ecotur nº 558. Microtaller de Lana: Ca l’Asturcón, “fieltro de oveya xalda”
  • 12.00: Stand Ecotur nº 558. Microtaller de Musicoterapia: C.R. La Mallada, “el canto del alma” en la cama de sonido
  •  13.00: Stand Ecotur nº 558. Microtaller de Aromaterapia: Alquería de Valverde, “Aromaterapia y Cosmética natural”
  • 14.00: Stand Ecotur nº 558. Microtaller de Lana: Asociación La Hila, “hilado con huso y rueca”
  • 16.00: Stand Ecotur nº 558. Microtaller de Mantras: C.R. La Mallada, “canción medicina y de autor”
  •  17.00: Stand Ecotur nº 558. Microtaller de Lana: Asociación La Hila, “hilado con huso y rueca”
  • 18.00: Stand Ecotur nº 558. Microtaller de Musicoterapia: C.R. La Mallada, “el canto del alma” en la cama de sonido
  • 19.00: Stand Ecotur nº 558. Sorteo de Bono Regalo Ecotur

INSCRIPCIONES ACTIVIDADES EN SALA: http://turismo-responsable.es/evento/fundacion-ecoagroturismo-programacion-de-actividades-de-ecoturismo-rural-en-biocultura-madrid-2012/

Ceres Ecotur, turismo rural sostenible destacado en Mi Tierra Maps

MiTierraMaps

Los alojamientos asociados al proyecto Ceres Ecotur, de turismo rural ecológico en España y certificados bajo parámetros de sostenibilidad ambiental, socio-cultural y económica, ya forman parte del nuevo y flamante portal Mi Tierra Maps, de la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente. Esta plataforma de reciente creación pretende aglutinar y poner en valor lo mejor de la economía, la biodiversidad y la cultura del ámbito rural y natural español, en un formato adaptado por completo a las nuevas tecnologías. Los usuarios puedes consultar diferentes capas de mapas en la Web www.mitierramaps.com o a través de aplicaciones gratuitas para iPhone y Android, obteniendo información de lugares de interés, iniciativas de turismo rural, espacios protegidos, ecosistemas con biodiversidad reseñable y mucho más.

Los usuarios pueden consultar ya la localización e información de interés de los alojamientos certificados del proyecto Ceres Ecotur, que aparecen diferenciados con el logo del proyecto y recomendados por la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente. El acuerdo con este portal, que tendrá una proyección internacional y que pretende convertirse en un referente del emprendimiento sostenible y del turismo nacional e internacional, supone un paso más en la línea de trabajo de la Fundación Ecoagroturismo por la promoción de un turismo rural sostenible y responsable en España. A continuación, dejamos un vídeo y la nota de prensa enviada por la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente:

La Fundación Félix Rodríguez de la Fuente fomenta la economía y la biodiversidad rural a través de las TIC 

  • La Plataforma MiTierra Maps, con secciones específicas para niños, persigue fomentar el conocimiento y la puesta en valor de la economía, la biodiversidad y la cultura del ámbito rural y natural español, para convertirlo en un referente del emprendimiento sostenible y el turismo nacional e internacional
  • Accesible desde la web www.mitierramaps.com y desde una aplicación móvil gratuita diseñada para iPhone y Android, ha sido presentada hoy en el Edificio Telefónica de Madrid
  • La presentación ha contado con la participación de la secretaria de Estado de Turismo, Mª Isabel Borrego, la directora general de la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente, Odile Rodríguez de la Fuente y el director general de Operadores y Regulación de Telefónica España, Enrique Carrascal

Presentación Mi Tierra Maps

(Madrid, 24 de octubre de 2012). La Fundación Félix Rodríguez de la Fuente ha desarrollado, con el apoyo del Plan Avanza 2 del Ministerio de Industria, Energía y Turismo (MINETUR) y de Telefónica, la plataforma MiTierra Maps, un proyecto tecnológico que persigue fomentar el conocimiento y la puesta en valor de la economía, la biodiversidad y la cultura del ámbito rural y natural español.

El objetivo es convertir al mundo rural en un referente del emprendimiento sostenible y el turismo nacional e internacional, exponiendo sus recursos a través de la web www.mitierramaps.com basada en herramientas de geolocalización, y a través de la aplicación gratuita MiTierra Maps, disponibles tanto para iPhone como Android.

Esta plataforma social, interactiva y multimedia, ha sido presentada hoy en Madrid en el Edificio Telefónica, con la participación de la secretaria de Estado de Turismo, Mª Isabel Borrego; la directora general de la FFRF, Odile Rodríguez de la Fuente; y el director general de Operadores y Regulación de Telefónica España, Enrique Carrascal.

Rodríguez de la Fuente ha explicado que con este proyecto se ha creado “un escaparate” de la riqueza de recursos que tenemos en España. “En nuestro país tenemos un gran potencial a nivel económico, de biodiversidad, y de talento. Con MiTierra Maps queremos sacarlo fuera, exponerlo para despertar el interés del urbanita por el mundo rural y conseguir que se adentre en él”.

Por su parte, Carrascal ha definido la iniciativa como “un proyecto de descubrimiento”, pensado principalmente para el servicio del consumidor. En este sentido, Borrego también ha valorado muy positivamente el proyecto ya que considera que sabe acercarse al turista “de manera inteligente”, ofreciéndole lo que busca. “El turista ya no busca sólo sol y playa”, ha añadido, “si no que se interesa por aspectos como la biodiversidad, la gastronomía, etc.”.

Usuarios activos

La herramienta, a través de un sistema de capas de información, permite consultar a través del teléfono móvil o el ordenador, contenidos geolocalizados relativos a turismo sostenible, iniciativas de emprendimiento ejemplar en el ámbito rural, arbolado singular, rutas, además de los espacios y especies protegidos más emblemáticos.

La directora general de la FFRF, Odile Rodríguez de la Fuente, ha informado de que “esta novedosa aplicación tecnológica apuesta por la interactividad, por ello, los usuarios además de poder compartir el contenido en las principales redes sociales, e incluir opiniones, comentarios y valoraciones, podrán crear sus propios contenidos”.

De esta manera, con MiTierra Maps, la FFRF quiere promover la participación de los agentes sociales en el ámbito rural, incrementar el conocimiento de la población sobre la cultura y etnografía  y hacer partícipe a la sociedad en el apoyo a alternativas de consumo y ocio sostenibles vinculadas al territorio.

MiTierra Infantil

Con el objetivo de involucrar también a los niños, MiTierra Maps, incluye contenidos específicos para ellos, entre los que destaca, la nueva figura de Félix, llamado Little Félix, que acompañado de su loba Sibila, acercarán a los más pequeños, con un enfoque didáctico y lúdico, contenidos que destacan la importancia del equilibrio entre el hombre y la Tierra.

Así, a través de novedosas tecnologías (3D y realidad aumentada) y de un completo juego interactivo, los niños conocerán las especies más emblemáticas de nuestros territorios, así como las técnicas de producción de alimentos más sostenibles con el medio ambiente.